Beneficios de caminar por la arena de la playa

¿ES BENEFICIOSO O NO ANDAR POR LA ARENA DE LA PLAYA?

Llega el verano y muchos pacientes nos preguntan si es bueno caminar por la playa o si por el contrario, les perjudicará. Y la respuesta es, como siempre, muy individual, ya que depende del caso y de la persona. Veamos los ejemplos más habituales:

  • Hay que tener en cuenta que normalmente cuando caminamos por la playa lo hacemos por la orilla del mar, por lo que esta arena tiene cierta consistencia y es compacta y estable. Pero hay un problema; estas zonas suelen estar inclinadas (no son totalmente horizontales) por lo que obligamos a nuestro cuerpo a caminar de una forma a la que no estamos habituados, echando más peso en una pierna que en otra y adoptando un patrón de marcha no del todo fisiológico.
  • Por otro lado, caminamos descalzos, por lo que estamos quitando la amortiguación que nos proporcionan las zapatillas de deporte, que en condiciones normales absorben parte del impacto. Descalzos, el peso completo de nuestro cuerpo recae sobre los pies, rodillas (principalmente), cadera, etcétera, sin ayuda ninguna. Esto puede ser muy beneficioso si no tienes problemas de rodilla o cadera, ya que la carga moderada ayuda a la nutrición del menisco y a fortalecer las piernas en general. Pero, por el contrario, si padeces algún problema de rodilla o cadera o habitualmente usas plantillas en las zapatillas (recomendadas por podólogo) caminar por la arena de la playa y descalzos pueda ser perjudicial, ya que el impacto lo absorben principalmente las rodillas y podrían dañarse.
  • Para estas personas se recomiendan paseos cortos y parar si notan alguna molestia en pie, rodilla, cadera o cualquier otra zona del cuerpo. Además, sería conveniente elegir una zona de arena húmeda más bien blanda (evitando las más duras) para que al dar el paso el impacto en nuestras articulaciones no sea excesivo.
  • Otra opción es caminar por la arena dentro del agua (de forma que le agua nos cubra al menos hasta la cintura). Es cierto que el ritmo de marcha es mucho más lento, ya que el agua nos ofrece resistencia, pero estamos quitando el impacto en nuestras articulaciones, lo que para personas con artrosis o problemas articulares viene muy bien, ya que fortalecen los músculos y mueven las articulaciones sin dañarlas con impacto.
  • En niños ocurre todo lo contrario: caminar por la arena de la playa les aporta múltiples beneficios:
    • Ayuda en su desarrollo cognitivo
    • Experimentan y desarrollan la sensibilidad al tacto y a la temperatura de la arena (siempre y cuando eviten las horas de calor para que la arena no les queme)
    • Fortalece la musculatura de las piernas y glúteos ayudando a formar una estructura musculo-esquelética resistente y prevenir futuras lesiones.
    • Les ayuda a formar el arco plantar y la propia musculatura del pie.
Hay que dejar claro que si estás habituado a caminar por la arena y no has tenido nunca ningún síntoma puedes seguir haciéndolo, siempre y cuando sigas sin notar molestia.
Disfruta de tus días de vacaciones, pero si estás en la playa, ten en cuenta estos consejos para no perjudicar tu bienestar. ¡Feliz verano!
💙 Nuestro propósito es cuidar de vuestra salud integral 💙
Si te queda alguna duda, déjanos un comentario. 

Llámanos: 91 115 68 22


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *