Trabajo con Embarazadas

El trabajo con embazadas no es tan diferente como con el resto de pacientes solo necesitan una atención especial y mucho mimo. La fisioterapia les puede ayudar y mucho.

Se pueden trabajar las lesiones musculoesqueléticas que se desencadenan por el cambio postural. Su base de sustentación cambia al ir aumentado de volumen su abdomen y se marcan aún más las curvaturas fisiológicas de la columna vertebral produciendo lumbalgias, ciatalgias, cervicalgias,… El trabajo postural va enfocado a restaurar la biomecánica durante las actividades de la vida diaria, estiramientos y ejercicios para trabajar la tonificación, elasticidad muscular, ejercicios perineales, respiratorios y de relajación. Se les enseñarán posturas que les resultarán conocidas y útiles para la fase de dilatación (contracciones) y de pujo para sobrellevarlo de la mejor manera posible. 

Ejercicio

El ejercicio en embarazadas es necesario porque les ayuda en muchos aspectos como sentirse con más agilidad y vitalidad, conciliar el sueño mejor, tonificar la musculatura de la espalda, equilibrar el movimiento intestinal, controlar el estrés, no acumular grasa en el embarazo, controlar la respiración.

 

Tras el parto

Tras dar a luz, la mujer necesita recuperar tonificación del abdomen y suelo pélvico. Pasadas unas semanas podemos comenzar con ciertos ejercicios posturales y hasta que no pase el tercer mes no podríamos comenzar con la Gimnasia Abdominal Hipopresiva.

 

Pide tu cita previa en el teléfono: 91 115 68 22